Loading...
Close

9 septiembre, 2015

Cataluña 2015

Es necessària la unitat en un Front Ampli amb un programa no només per a l’esquerra, sinó per al 90% dels ciutadans:

1º.- Redistribuir la Riquesa. Que paguin més els que més tenen, que es blindin les pensions a la Constitució, cap salari per sota de 1.000 euros mensuals i cap per sobre de 10.000, una educació i una sanitat públiques de qualitat, una auditoria del deute i una nova política ecològica.

2º.- Ampliar la Democràcia. Els càrrecs electes han de respondre davant dels seus votants en assemblees d’electors. S’han d’endurir les penes dels corruptors i dels corruptes, se’ls ha d’obligar a tornar el que han robat.

3º.- Defensar la Sobirania Nacional amb una política al servei dels interessos del país i dels seus ciutadans, lliure d’imposicions alienes dictades des de Washington i Berlín. I amb una política decidida de Pau i Neutralitat.

4º.- Enfortir la lliure unitat del poble de les nacionalitats i regions d’Espanya. La divisió ens fa més febles i beneficia els qui ens saquegen. El que necessitem és unitat per construir junts un futur de llibertat, progrés i prosperitat.

El 27-S los catalanes nos jugamos si el proyecto de intervención y saqueo sobre el 90% de la población impuesto desde fuera y del que también se benefician la oligarquía española y la gran burguesía catalana, avanza de la mano de la “lista de Artur Mas”. O si por el contrario avanza una alternativa de Redistribución de la Riqueza y Unidad.

Las próximas elecciones autonómicas catalanas no serán un “plebiscito por la independencia”. Por mucho que Artur Mas intente por todos los medios darle esa categoría con la presentación de su “lista por la independencia”con ERC y las organizaciones que han promovido las movilizaciones soberanistas de los últimos años.

Pretenden convencernos de que votarles es “decir SI a la independencia”. Primero, no es verdad. Artur Mas, es el discípulo más aventajado del FMI y Merkel, y hace en Cataluña lo que Rajoy hace desde Madrid para toda España: ejecutar la política de intervención y saqueo dictada por la Troika. Y segundo, se equivocan quienes creen que la independencia va a crear mejores condiciones para los que estamos pagando los recortes. No es cierto, sólo traerá división y enfrentamiento entre nuestro pueblo cuando ahora más que nunca necesitamos unidad para poder redistribuir la riqueza y salir de la crisis en beneficio de la mayoría.

La “lista de Mas” es en realidad la “lista de la troika”, la alternativa para seguir ejecutando el proyecto de saqueo e intervención sobre Cataluña y el conjunto de España.

Cataluña es una comunidad rica, pero con la riqueza muy mal distribuida. Cataluña es la mayor economía de España por volumen de Producto Interior Bruto (PIB).

Los catalanes generamos cada año casi 200.000 millones de euros en nueva riqueza, superior al PIB de Grecia, 179.081millones de euros en 2014. Es una comunidad con mucha riqueza y recursos, con un potente sector agroalimentario (cava, vinos, frutas…, porcino y derivados cárnicos); un sector industrial que aún representa el 20,6% del PIB catalán, el área metropolitana de Barcelona es uno de los centros neurálgicos de la industria española, y con amplias perspectivas de desarrollo, con una industria diversificada en sectores como el automóvil, químico, farmacéutico, alimentación, nuevas tecnologías…; y un dinámico sector servicios (comercio, turismo, finanzas, cultura y ocio…) que se ha convertido en el que más aporta al PIB catalán.

Pero en Cataluña la riqueza está muy mal repartida. Una ínfima minoría se apropia de la mayor parte de la riqueza. Mientras, el 90% de la población ha visto cómo en los últimos años se le empujaba al paro o al cierre de sus pequeños negocios y empresas, se devaluaban sus rentas, salarios y pensiones, se reducía su poder adquisitivo con la subida de impuestos como el IVA y se recortaban sus prestaciones sociales y el nivel de bienestar.

La devaluación de los salarios está en la base. El salario bruto medio catalán fue de 24.436 euros en 2014. Pero la realidad no es la media, hay una minoría privilegiada con altos salarios, incluso ultraprivilegiados, altos ejecutivos con sueldos millonarios 100 y hasta 1.000 veces el sueldo de sus plantillas, mientras aumentan los sectores con salarios bajos.

El salario más frecuente es mileurista, 15.500 euros en 14 pagas anuales que, en la mayoría de los casos, no llega a los 1.000 euros netos al mes. Los jóvenes catalanes han pasado, de una plataforma mínima salarial en torno a los 1.000 euros al mes, a una de 600 euros. Las mujeres cobran un 24% menos. Y el creciente sector de nuevos contratados cobran un 34,7% menos que la media.

Se puede acabar con esta situación. Recortes Cero-Els Verds propone un programa basado en la Redistribución de la Riqueza para salir de la crisis, la Ampliación de la Democracia para dar mayor participación y capacidad de decisión a los ciudadanos, la Defensa de la Soberanía para decidir sin imposiciones exteriores, y la Unidad para hacer frente a los enemigos comunes.

 

REDISTRIBUIR LA RIQUEZA, EL CAMINO PARA REACTIVAR LA ECONOMÍA,SALIR DE LA CRISIS Y AYUDAR A LAS PERSONAS

Redistribuir la riqueza no es “repartir el empleo” porque es “un bien escaso” o limitarse a dedicar más dinero público a “rescatar a las personas”.

Por supuesto que hay que aplicar planes de urgencia y solidaridad contra los efectos de la crisis en los sectores más vulnerables y abocados a la pobreza y la exclusión social. Pero redistribuir la riqueza es aplicar un programa que establezca qué recursos hay que movilizar para reactivar la economía, generando riqueza y empleo productivo y de utilidad social, y qué medidas tomar para que esa riqueza se redistribuya de forma que beneficie a las inmensa mayoría de los ciudadanos, elevando su poder adquisitivo y convirtiéndolo en un motor de la economía.

Redistribuir subiendo salarios y pensiones, elevando el poder adquisitivo de la mayoría de los catalanes

Más de la mitad de los trabajadores catalanes son ya “inframileuristas”, su sueldo no llega a los 1.000 euros netos al mes. Según un estudio de los sindicatos a partir de los datos de Hacienda, el 40%” de los asalariados catalanes con convenio, es decir 1,4 millones de trabajadores, cobran menos de 1.000 euros netos al mes, dos tercios de los convenios colectivos sectoriales incluyen categorías con salarios inferiores a esos 1.000 euros. En el estudio no están incluidos regímenes especiales, como el trabajo doméstico, o los trabajadores con sueldos en torno o por debajo de los 645 euros del Salario Mínimo.

Cataluña es la comunidad con mayor número de pensionistas, 1,6 millones. Las pensiones medias -contributivas y no contributivas en Cataluña están por debajo de la media nacional.La pensión media contributiva en Cataluña en marzo de 2015, alcanzaba 913 euros (1015 la media nacional); pero el 70% de los pensionistas catalanes no llega a los 1.000 euros, y la pensión media del sistema (que incluye todas: las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares) era de 871 euros (frente a los 882 de la media nacional. Especialmente grave es la situación de los pensionistas autónomos, con una pensión media de 686 euros.

A esta situación se le puede dar la vuelta.

1º.- Establecer un complemento autonómico que garantice que ningún pensionista catalán cobra menos de 1.000 euros al mes. Serían necesarios 2.500 millones de euros anuales.

Para aplicar esta medida bastaría con aplicar la reducción de un 30% a los gastos de la Administración pública catalana, acabando con los gastos superfluos y los privilegios de la burguesía burocrática, como los sueldos en especie para los altos cargos (dietas, tarjetas a cuenta del erario público, coches oficiales,…) y adelgazando la ineficaz estructura improductiva de la alta administración autonómica (asesores nombrados a dedo, consejos consultivos de todo tipo, embajadas con el único objetivo de la propaganda soberanista en el exterior, medios de radio y televisión hiperinflados al servicio de la clase política, etc..). Y acabando con la corrupción, una traición a los intereses populares y de Cataluña. Desde los “casos Palau y Pujol” al “caso Innova” en Sanidad, o el no investigado pero por todos reconocido “caso de las comisiones del 3%”, una red de tramas mafiosas, entre dirigentes políticos, grandes empresas y altos cargos de la Generalitat ¿Cuántos miles de millones del dinero público se han llevado en esos contratos, adjudicaciones o privatizaciones encubiertas? Algunos estudios cifran los costes de la corrupción en unos 6.000 millones de euros anuales. Sólo atajando el 25% de la corrupción anual tendríamos 1.500 millones de euros anuales.

El presupuesto de la Generalitat de 2014 fue de 31.862 millones de euros. Aplicar todas estas medidas de ahorro y de lucha contra la corrupción, hasta reducir los gastos de la administración en un 30%, significa ahorrar un mínimo de 9.500 millones de euros cada año. Unos recursos suficientes para dedicar una tercera parte de ellos (3.166 millones anuales) al complemento de pensiones y aún tendríamos 666 millones para revalorizarlas anualmente.

2º.- Defender desde la Generalitat y el Parlament todas las iniciativas dirigidas a blindar las pensiones en la Constitución, mediante Referéndum, para mantener y aumentar su poder adquisitivo y garantizad que ni se recortan ni se privatizan.

3º.-Aplicar la redistribución salarial. Empezando por aplicarla en el empleo público, para que ningún trabajador dependiente de la Generalitat, o de las empresas en las que participa cobre menos de 1.000 euros al mes. Y establecer un tope salarial máximo para altos cargos y consejeros de 5.000 euros mensuales.

– Y Constituir una Mesa de Negociación Colectiva Autonómica con sindicatos, empresarios, Comunidad y Ayuntamientos para extender la redistribución salarial al conjunto de la comunidad. Ofreciendo para ello incentivos públicos, bonificaciones fiscales, preferencia en el acceso a contrataciones públicas y otras ayudas.

Partiendo de los informes del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) y de Hacienda y de otros informes de UGT y CCOO, aproximadamente 1 millón de trabajadores cobra una media de entre 750 y 800 euros al mes, y otros 500.000 cobra salarios situados en el umbral de la pobreza (en torno a los 600 euros al mes). Por otro lado, una ínfima minoría de unas 20.000 personas en Cataluña (gestores, ejecutivos, miembros de dirección y altos funcionarios) cobran un salario medio anual de 390.000 euros -32.000 euros/mes-.

Aplicar la redistribución salarial no implica aumentar la masa salarial global, bastaría con aplicar a esos 20.000 privilegiados un salario máximo de 10.000 euros mensuales para disponer de una masa salarial de 5.400 millones de euros suficiente para garantizar un salario de 1.000 euros a 1 millón de trabajadores ni mileuristas (2.800 millones) y a los 500.000 trabajadores pobres (2.400 millones).

Acabar con el paro: Un plan de choque para crear 500.000 empleos

La mayor devaluación salarial es la de los parados que han perdido todo su salario, sin que las prestaciones por desempleo lo cubran. Hay más de 758.000 parados, de los cuales el 35%, unos 190.000, no cobran prestación; 230.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro. En Cataluña se pueden crear 500.000 puestos de trabajo en una legislatura y rebajar el paro por debajo del 7%. La economía catalana tiene capacidad y recursos más que suficientes para superarla. Sólo hace falta la un gobierno en la Generalitat que tenga la voluntad política para hacerlo, dispuesto a enfrentarse a las imposiciones de la Troika y tomar las medidas necesarias de redistribución de los recursos.

1º.- Ley de Fomento del Empleo, cuyo centro sea crear un fondo especial de fomento del empleo con el dinero de los rescates.

Promover por todos los medios al alcance de la Generalitat, tanto en el Congreso como en el Parlamento autonómico, una ley que exija a los grandes bancos, la Caixa, el Sabadell y el BBVA que pongan en ese fondo los 23.347 millones de euros equivalentes al dinero puesto en los rescates de las cajas con las que se han quedado por un precio simbólico. BBVA-CatalunyaBanc12.600 millones; Sabadell-CAM 5.349 millones; La Caixa-Banco de Valencia 5.498 millones. Y destinar en la legislatura 2/3 de ese fondo (15.565 millones) a la inversión directa en el fomento del empleo. Atendiendo especialmente a dos sectores estratégicos: la reconversión y modernización industrial y la creación de empleo sostenible en sectores como la agricultura ecológica, apoyo al cooperativismo y la distribución alternativa a los grandes grupos monopolistas.

Y que este fondo sirva de base para la creación de una banca pública catalana para dotar de créditos blandos a la reindustrialización, las pymes, autónomos y las familias.

2º.- Auditoría y renegociación de la deuda. Cataluña es la comunidad con mayor volumen de deuda pública, que el gobierno de Mas ha disparado hasta los 64.465 millones de euros, el 32,3% del PIB de Cataluña. Frente a los 35.616 millones, el 17,5% del PIB, que tenía en 2010. Cada catalán debe 8.720 euros (deuda per cápita).

La Cataluña de Mas es la comunidad que más dinero destina a pagar intereses: 2.070 millones de euros anuales, 6 millones diarios de los impuestos de los catalanes van a pagar intereses. En total (amortización de capital más intereses) por la deuda se están pagando 4.200 millones de euros cada año.

-Negociar con los acreedores una moratoria en el pago de los intereses de la deuda hasta que la economía crezca por encima del 3% y se haya reducido el paro por debajo del 10%. Sólo obteniendo una moratoria del 50% tendríamos 4.140 millones de euros en cuatro años.

-Y realizar una auditoría independiente de la deuda para determinar qué parte es ilegítima y que, por lo tanto, los ciudadanos no estamos obligados a pagarla, y habrá que reclamar a sus responsables.

3º.- Promover en el Congreso la modificación del Impuesto de Sociedades, estableciendo las alianzas necesarias con todas las fuerzas (como las nuevas fuerzas emergentes) en Cataluña y en el conjunto de España, que defiendan una reforma fiscal integral y progresiva, para que de verdad paguen los que más tienen. Y que los beneficios de esta reforma fiscal vayan directamente a las Comunidades Autónomas para financiar la creación de empleo.

-Establecer un nuevo tipo del 50% en el Impuesto de Sociedades para los bancos, grandes empresas y multinacionales. Y reducción para pymes y autónomos.

CiU encabezó la reforma fiscal de Zapatero en 2007 para rebajar el impuesto de sociedades y aplicar un generoso sistema de privilegios y deducciones a las grandes empresas. Fruto de todo eso, sólo las mayores 50 empresas catalanas por beneficios, que deberían pagar 2.871 millones de euros cada año por el 35% de impuestos por sus beneficios (9.393 millones en 2010), pagaron en realidad sólo 601 millones. Un déficit de 2.270 millones cada año. Unos 9.000 millones de euros que han dejado de entrar en las arcas públicas cada legislatura.

-Abolir todas las exenciones y privilegios fiscales, entre ellas a las SICAV de las grandes fortunas. Podrían recaudarse 1.490 millones de euros anuales (Gestha), 5.960 millones en la legislatura.

Con estas tres medidas la Generalitat podría disponer en la legislatura, como mínimo, de 34.665 millones de euros, suficientes para crear más de 500.000 puestos de trabajo.

Revertir los recortes y defender la Sanidad y Educación públicas

Los recortes de Artur Mas en Sanidad (1.310), Educación Universitaria (300) y Educación no Universitaria (1.076) suman un mínimo de 2.686 millones de euros.

Los recortes en SANIDAD son la punta de lanza de los recortes en Cataluña. En los últimos cinco años la Generalitat ha recortado más de 1.310 millones de euros; más de un 18%. Más de 3.000 profesionales en la atención primaria, han perdido su puesto de trabajo. En las listas de espera 180.000 enfermos esperan intervenciones quirúrgicas. Este verano se cerrarán 2.747 plazas. Tras los recortes draconianos hay un objetivo cada vez más explicito: precarizar la Sanidad pública para favorecer la privatización.

Recuperar el gasto sanitario a la situación anterior a los recortes e invertir para tender a igualarlo con la media europea, situada en el 5,45 del PIB.

Recuperar los recortes de profesionales, las plantas, camas y servicios, como las urgencias cerrados.

Acabar con los copagos sanitarios y los recortes y copagos a la Dependencia.

Reversión de los procesos de privatización de los centros de la sanidad pública.

En EDUCACIÓN los recortes por estudiante superan el 34,5%. Se han perdido 4.300 profesores. El gobierno de Artur Mas ha recortado más del 30% la aportación de la Generalitat a las 7 universidades públicas de Cataluña que han perdido 300 millones de euros y 1.300 profesores.

En la Educación no universitaria, entre 2011 y 2014 se han recortado 1.076 millones de euros y 3.000 profesores. Recortes que se concentran en la Educación pública, un 27% menos por alumno, mientras la concertada recibía un 6% más. Los recortes se han ensañado, sobre todo, con los alumnos más vulnerables: becas de comedor, desaparición de la 6ª hora, reducción del 50% en las ayudas para guarderías.

Recuperar el gasto educativo, y los 4.300 maestros y profesores despedidos

Derogación de las subidas de las tasas, los recortes en becas y otras ayudas para libros, de comedor o guarderías.

Revertir los recortes supone invertir 1.310 millones en Sanidad y 1.376 en Educación (2.686 millones en total).Recursos que la Generalitat puede conseguir tomando estas medidas:

1º.- Reposición inmediata del impuesto de patrimonio para aquellos patrimonios superiores a 700.000 euros. Las grandes fortunas catalanas han dejado de pagar 2.100 millones de euros en esta legislatura, gracias a la primera medida que tomó Artur Mas nada más llegar al gobierno de la Generalitat: eliminar el impuesto de patrimonio a los patrimonios superiores a 700.000 euros.

2º.- Aplicar al IRPF autonómico una escala progresiva que incremente el actual a partir de las rentas superiores a 150.000 euros anuales: 5 para las rentas entre 150.000 y 300.000 euros, 10 entre 300.000 y 600.000 y un aumento de 20 puntos para las rentas a partir de los 600.000.

3º.- Crear un cuerpo de inspectores autonómico especial para perseguir el fraude fiscal en Cataluña (dinero oculto en paraísos fiscales, blanqueo de capitales, e ingeniería contable), atribuido a las grandes empresas y grandes fortunas que ascendería a más de 10.500 millones de euros anuales. Sólo recuperando lo equivalente a un año tendriamos 10.500 millones.

Con estas medidas podríamos disponer los 2.686 millones de euros, suficientes para revertir los recortes, y otra cantidad igual para mejorar la Sanidad y Educación. En total 5.372 millones de euros. Y aún tendríamos 7.228 millones de euros de superavit. Sin cuantificar la recaudación del tramo autonómico del IRPF.

Un plan de Urgencia y Solidaridad Social contra los efectos de la crisis

En el “oasis catalán” hay un mar de pobreza y exclusión social. Dos de cada 10 catalanes (20%) se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social. Una parte significativa son “trabajadores pobres”, unas 500.000 personas con empleo que, según un informe de UGT, se encuentran en riesgo de pobreza.

Según los datos aportados por la ONG Casal dels Infants,1 de cada 4 niños catalanes -435.000 niños- vive por debajo del umbral de pobreza.

Es la segunda comunidad, después de Andalucía, en número de hogares sin ningún tipo de ingresos, 109.700 en el primer trimestre de 2015. La primera con más desahucios,15.606 en 2014. El 9,5% de los hogares padece pobreza energética y no puede satisfacer sus necesidades básicas de energía y agua en sus viviendas.

1º.- Combatir la pobreza garantizando una renta básica, equivalente al salario mínimo de 645 euros, para las 110.000 familias sin ingresos, a cambio de un trabajo de utilidad social a tiempo parcial y cursos de formación y capacitación para la reinserción en el mercado laboral. Y un complemento familiar de 200 euros para las familias con niños en riesgo de pobreza, 364.478 niños, según los informes del Síndic de Greuges de Cataluña (Defensor del Pueblo), Rafael Ribó, de 2013. El coste de estas medidas sería de 1.725 millones de euros anuales (6.900 millones en la legislatura).

2º.-Combatir la pobreza energética, garantizando luz y agua en todos los hogares, en concreto a las 193.000 familias que no pueden satisfacer sus necesidades básicas de energía y agua. La factura mensual media para los hogares con Tarifa de Último Recurso estaría, según Facua a partir de los datos del BOE, en torno a los 80,5 euros mensuales, 966 euros/año. En cuanto al agua, la tarifa social del agua (con un consumo máximo de 27 metros cúbicos trimestrales para una familia de tres miembros) supondría un coste de unos 250 euros anuales (el coste del metro cúbico en Cataluña es de 2,3 euros). En total se necesitarían aproximadamente 235 millones de euros/año, 940 millones en la legislatura.

Prohibir a los monopolios del agua y la energía los cortes de estos servicios básicos para todos los hogares de jubilados, parados y en riesgo de exclusión social.

3º.-Paralización de los desahucios. Ley de Vivienda que aplique de forma inmediata la legislación europea sobre la dación en pago. E imponga a los bancos una moratoria (en el principal y los intereses) obligatoria en el pago de las hipotecas de la vivienda familiar a quienes no dispongan de unos ingresos de al menos la hipoteca más 1.000 euros al mes.

4º.-Un parque público de alquileres sociales con las viviendas vacías de la banca rescatada. Con las viviendas del “banco malo” (SAREB), un banco público de activos tóxicos, en Cataluña. Y con la recuperación de las viviendas entregadas a precio de saldo a los “fondos buitre”. Como las 40.000 viviendas de CatalunyaBanc entregadas al fondo norteamericano Blackstone por el 50% de su valor (3.800 millones de euros)

¿Cómo se financia este plan solidario?

El coste total del Plan de Urgencia y Solidaridad Social sería de 2.910 millones de euros anuales ( 11.640 millones en la legislatura). Es mentira que no haya recursos para financiarlo. Aún quedan recursos para dedicar a revertir este mar de pobreza, exclusión y recortes de bienestar.

Bastaría con dedicar otro tercio del 30% que la administración ahorraría acabando con los gastos superfluos e innecesarios y los privilegios de la clase política, y del combate a la corrupción. Unos 3.166 millones anuales, 12.664 millones en la legislatura.

Revertir los recortes y defender la cultura y la ciencia en Cataluña

Cataluña tiene una larga tradición artística y científica que ha sido duramente golpeada por las políticas de recortes y cuyas posibilidades de crecimiento están hoy paralizadas.

La ciencia y la investigación, la cultura y las artes, pueden y deben ser verdaderos motores económicos para la prosperidad de Cataluña y para un desarrollo social justo y democrático.

Es indispensable un nuevo marco legislativo que garantice una inversión sostenida en el tiempo y permita construir un tejido científico y cultural al servicio de las necesidades de Cataluña y del conjunto del país.

– La CIENCIA ha sufrido uno de los mayores tijeretazos. La Generalitat ha recortado su aportación en 165,5 millones de euros, el 27,7% desde 2012, eliminando equipos de investigación y poniendo en peligro otros muchos.

-En CULTURA el gobierno de Mas ha recortado un 25% en los últimos cinco años, unos 395 millones de euros. Sobre todo, en cultura popular y asociacionismo. Así en los presupuestos para 2015 mientras al Liceo se destinan 9 millones de euros, sólo 3 millones a la cultura popular.

1.- Recuperar la inversión en Ciencia (165,5 millones de euros) y recuperar los equipos de investigación….

2.- Recuperar la inversión en Cultura (395 millones de euros), atendiendo e forma especial al desarrollo de la cultura popular y el asociacionismo cultural.

3.- Tomar medidas para revertir el IVA cultural del 21% al 8%.

Con los 7.228 millones de euros de superavit de las medidas tomadas para revertir los recortes en Educación y Sanidad (impuesto de patimonio, tramo autonómico del IRPF y lucha contra el fraude fiscal) no sólo se podrían aportar los 560 millones de euros necesarios para revertir los recortes en cultura y Ciencia, sino que habría recursos para dar un impulso cultural y un salto en la I+D+i, invirtiendo al menos 1.000 millones en Ciencia, suficientes para pasar del 1,5% del PIB catalán actual al 2%, equiparando Cataluña con la media europea.

Una política ecológica que impulse un desarrollo sostenible

La candidatura Recortes Cero-Els Verds apuesta decididamente por una política ecológica, un desarrollo sostenible y territorialmente equilibrado.

Desde aquí Recortes Cero-Els Verds se compromete a establecer una línea de ruptura con la política seguida hasta ahora, tratando este problema como un problema estratégico en el que está en juego el futuro de un desarrollo sostenible y un empleo de calidad.

1º.- Impulsar un nuevo modelo energético que acabe con la dependencia del petróleo, aprovechando el enorme potencial de Cataluña en energías renovables, especialmente la eólica y solar.

-Impulsar y apoyar todas las iniciativas para derogar las leyes que limitan o recortan el desarrollo de las energías renovables y el autoconsumo eléctrico, como la Reforma Enérgética del gobierno de Rajoy y el Decreto de Autoconsumo que incluye el “impuesto al sol”.

-Potenciar la I+D+i en energías renovables y la creación de empleo en este sector estratégico.

2º.- Impulsar una Ley del Medio Ambiente:

-Que acabe con la impunidad de los grandes monopolios para contaminar.

-Que prohíba la privatización de recursos naturales estratégicos como la gestión del agua.

-Que garantice una gestión sostenible de los recursos (agua, territorio, agricultura ecológica…) y de los residuos.

Poner las competencias de la Generalitat en Medio Ambiente al servicio de esos principios.

Destinar unos 800 millones de euros (aproximadamente un 20%) de los fondos de rescate de los bancos a la creación de empleo vinculado al desarrollo ecológico y cooperativo y la I+D+i en energías renovables. Y dedicar 1.000 millones de euros anuales (unos 4.000 millones de euros en la legislatura) del ahorro de la administración a las políticas ecológicas. En total 4.800 millones de euros en la legislatura al desarrollo de una Catalunya sostenible y de calidad.

 

AMPLIAR LA DEMOCRACIA PARA DAR PARTICIPACIÓN Y CAPACIDAD DE DECISIÓN A LOS CIUDADANOS, Y COMBATIR LA CORRUPCIÓN

Los años de crisis han hecho aún más patente los límites de la democracia bajo el modelo bipartidista y su concreción en Cataluña, con CiU y PSC.

En la Cataluña de Artur Mas son moneda corriente la traición de las promesas electorales y la ausencia de responsabilidad de los cargos electos ante sus electores. Mientras se ejecutan todo tipo de recortes sobre la población, la clase política ha ido acumulando todo tipo de privilegios, despilfarros y corrupciones, ante la ausencia de mecanismos de transparencia, control y participación directa de los ciudadanos. No puede haber cambio social sin regenerar y ampliar la democracia.

1º.- Control directo de los votantes sobre los cargos electos. Asambleas de electores donde los cargos electos estén obligados a responder ante sus votantes, y en las que los electores tengan el poder de revocarlos por incumplimiento del programa electoral.

2º.- Ley Electoral autonómica, justa y proporcional.

3º.- Auditoría independiente que revise las cuentas de la Generalitat en los últimos 4 años, de forma que cualquier ciudadano pueda conocer de forma sencilla y clara dónde y en qué se ha gastado hasta el último euro de sus impuestos.

4º.- Ley de participación ciudadana que refuerce los mecanismos de participación directa: Iniciativa Legislativa Popular, referéndums vinculantes y consultas populares.

5º.- Acabar con la corrupción. Impulsar una reforma del Código Penal para dar a la corrupción el mismo tratamiento que la ley reserva para el crimen organizado. Estableciendo mecanismos para que devuelvan el dinero robado y anulando la prescripción de los delitos económicos y fiscales.

 

DEFENDER LA SOBERANÍA PARA DECIDIR SIN IMPOSICIONES EXTERIORES

Los acontecimientos de Grecia, la virulencia con la que la Troika se han lanzado a imponer sus planes de intervención y saqueo a los griegos comandados por Syriza y su No en el referéndum, con un plan implacable de condiciones aún más draconianas que los anteriores rescates, han sacado a la luz, si es que aún hacia falta, cómo sin defender la soberanía de España frente a la Troika (el FMI, el BCE y la Comisión Europea), es imposible aplicar ningún programa que defienda los intereses de todo el pueblo.

Artur Mas levanta ahora la bandera del derecho a decidir. Y en ella se envuelve para ocultar que ha sido durante estos años el más aventajado discípulo del FMI y de Merkel en aplicar recortes salvajes y empobrecer a la sociedad catalana a niveles no vistos desde hace décadas. Y no sólo en el terreno económico, también como peón activo a la hora de someter a España, y Cataluña, a los planes político-militares de Estados Unidos. Su último servicio ha sido apoyar la reforma del Convenio de Defensa firmado con EEUU para convertir Morón en la “Base de África” en los planes del Pentágono.

Nosotros reclamamos el derecho a no ser intervenidos y saqueados por los mandatos que venen de Wahington y Berlín. Lo que ellos deciden para España lo sufrimos igual en Barcelona que en Cádiz, en Girona que en Tenerife, en Lleida que en Vigo o Bilbao.

1º.- Presentar un recurso de inconstitucionalidad a la reforma exprés de la Constitución, que obliga a pagar antes a los bancos alemanes y fondos americanos que a los pensionistas, dependientes o parados españoles y catalanes.

2º.-Exigir la anulación de los tratados firmados con la UE perjudiciales para los intereses españoles y catalanes,a como el Memorándum adjunto al rescate financiero, que impone el pago a los bancos alemanes antes que a los jubilados o parados o los draconianos objetivos de reducción del déficit.

-Denuncia del Tratado de Libre Comercio (TTIP), la OTAN económica que EEUU y la UE negocian a espaldas de los pueblos.

3º.- Trabajar activa y decididamente desde la Generaltitat para que Cataluña, junto con el resto de España, no nos veamos cada vez más involucrados en la estrategia militar de EEUU. Acabando con las bases militares en suelo español al servicio de la OTAN y EEUU.

 

UNIDAD DE TODO EL PUEBLO, UNIDAD DEL PUEBLO TRABAJADOR, UNIDAD EN UN FRENTE AMPLIO

El proyecto de degradación, intervención y saqueo ataca los intereses del 90% de la población de toda España, incluido el 90% de los catalanes. Desde los trabajadores activos y parados a los pensionistas y dependientes; pymes, autónomos y profesionales; jóvenes mujeres e inmigrantes…

Ninguna parte de España puede hacer frente a este proyecto por sí sola. Proyecto que fortalecen quienes buscan dividir y enfrentar al pueblo catalán entre sí, y con el resto del pueblo español.

Ningún partido puede representar en exclusiva, por sí sólo, los intereses de ese 90% de la población.

Por eso Recortes Cero-Els Verds defendemos:

1º- Trabajar permanentemente por fortalecer la libre unidad de todo el pueblo de las nacionalidades y regiones de España, para luchar juntos por un futuro de libertad, progreso y prosperidad.

-Impulsar desde la Generalitat y el Parlament la transformación del Senado en una Cámara de representación territorial.

-Defender desde la Generalitat la promoción del conocimiento de las diversas lenguas hispanas en toda España, como una riqueza plural y común de todo el pueblo, y de la conjunción lingüística como reflejo de la realidad biingue de la sociedad catalana.

2º.- Y trabajar por un Frente Amplio de Unidad que sea expresión, defienda y represente los intereses del 90% de la población.

-Un Frente Amplio que una, de lo social a lo político y de la derecha a la izquierda, a todas las fuerzas políticas, sindicales, ciudadanas, a todas las personalidades y sectores sociales que nos oponemos a las políticas de recortes y los dictados de la Troika.

 

Decálogo para una Cataluña ecológica, socialmente justa y territorialmente equilibrada

1º.- Queremos una Cataluña a la cabeza de un nuevo modelo energético de energías limpias y renovables y del autoconsumo, en el horizonte de sustituir progresivamente las energías contaminantes y nucleares por renovables. Prohibiendo el fracking y programando el adelanto del cierre de la central nuclear de Ascó, con un ciclo de vida hasta 2015. Impulsando y apoyando todas las iniciativas para derogar las leyes que limitan o recortan el desarrollo de las energías renovables y el autoconsumo eléctrico.

2º.- Una Cataluña que fomente la economía ecológica en todos los campos: agricultura, tecnologías limpias, reciclaje, depuración en origen, reservas y educación ambiental. Ayuda a la producción ecológica y a la autoocupación. Actualizar la legislación sobre caza y pesca sostenible y sobre el maltrato animal.

3º.- Una Cataluña que impulse la agricultura ecológica, apoyando las cooperativas agrarias y los medios de distribución alternativos. Desarrollo de una nueva legislación sobre el control de transgénicos y productos utilizados en la transformación de alimentos.

4º.- Queremos una Cataluña que potencie una nueva cultura del agua, basada en el fomento del ahorro y la eficiencia, de la depuración en origen y en la recuperación y uso sostenible de acuíferos, deltas y ríos en todos sus tramos; en el agua como un bien común no privatizable.

5º.- Una Cataluña que aplique una “Política de Residuos Mínimos” con la eliminación de los residuos peligrosos y la concreción global de la inertización de los mismos, así como la recuperación de los residuos reutilizables y reciclables. Sistemas de retorno de envases y ventas a granel. Prohibición de la obsolescencia programada.

Aplicación de los porcentajes de recuperación normativos de materia orgánica, purinas y biogás de los vertederos. Constituir una Comisión de Expertos, independientes de la Administración, que busque alternativas y hagan posible aplicar medidas como la clusura definitiva del Garraf para la producción de biogás. Moratoria sobre la incineración en toda Cataluña, mientras se buscan soluciones alternativas y también al tratamiento de los residuos en las comarcas de origen.

6º.- Queremos una Cataluña que fomente y apoye el cooperativismo del trabajo asociado para la producción de bienes y servicios de utilidad ecológica y social.

7º.- Una Cataluña que fomente el reequilibrio territorial de personas, servicios e infraestructuras adaptadas al territorio y que fomente las tecnologías limpias. Aplicación de la ley de sostenibilidad rural recuperando en toda Cataluña pueblos habitados, sostenibles y con servicios comarcales

8º.- Una Cataluña que impulse un cambio global en la política de movilidad, basada en el fomento de la proximidad y la accesibilidad entre trabajo, vivienda y ocio correlativa al reequilibrio territorial. Red integral de carril bici, peatonalización de los centros de las ciudades. Red integral y adaptada de ferrocarriles y mejora de la comunicación interna comarcal.

9º.- Queremos una Cataluña comprometida con la lucha contra el cambio climático, en la línea de las propuestas de los científicos de Naciones Unidas. Partiendo de la propuesta de la UE (30% de disminución de CO2, 30% de energías limpias y 30% de ahorro y eficiencia), progresar decididamente hacia la propuesta de los expertos (40% de cambios en el 2020 y 80% en el 2050).

10º.- Queremos una Cataluña comprometida en la lucha contra la impunidad de los grandes monopolios para contaminar y frenar los cambios. Una fiscalidad ecológica que prime los consumos responsables o multe los consumos irresponsables de las grandes empresas. Fuertes imposiciones a las eléctricas que no concreten el cambio de modelo energético y los porcentajes acordados, y fuerte apoyo a las iniciativas particulares, de empresas, comunidades o pueblos. Establecimiento de porcentajes de inversión obligatorios a bancos y cajas en proyectos sociales y ecológicos, tanto de nivel general como local.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

One Comment on “Cataluña 2015

[…] Font: Programa de Recortes Cero […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies